1. El país que recibirá Sheinbaum y la deuda histórica con las mujeres

Date:

Escrito por Rita Magaña Torres | Parte 1

Claudia Sheinbaum Pardo está a punto de recibir la dirección de un país que tiene una deuda histórica con las mujeres de México y está a por encontrarse agendas de urgente atención en materia de Derechos Humanos como son casos de feminicidio, desapariciones de mujeres, brecha salarial, así como garantizar y agregar progresividad a derechos sexuales y reproductivos.

Sheinbaum Pardo, recibirá un país no solo con altos índices de violencia contra las mujeres reflejada en 10 casos de feminicidios por día y un registro de 27 mil 323 mujeres desaparecidas sin resolver, sino también condiciones desiguales en el ámbito laboral porque siguen presentes los roles de cuidados domésticos y una carencia de un Sistema Nacional de Cuidados, además de una relación desgastada entre las madres buscadoras y el poder ejecutivo.

Esta herencia pasará a sus manos en breve para y preocupa a las organizaciones civiles promotoras de Derechos Humanos que Sheinbaum Pardo continué con el proyecto político del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha tenido un vacío en esta materia.

Por ejemplo, AMLO se negó a recibir a las madres buscadoras, incluso le mandó decir a la activista de la colectiva Madres Buscadoras de Sonora, Ceci Flores, que pasando las elecciones podría suceder un encuentro entre ambos, que se esperara.

Esto sucedió cuando ella acudió en marzo de este año en varias ocasiones hasta las puertas de Palacio Nacional que es la residencia presidencial, para solicitar audiencia privada con el presidente.

Claudia Sheinbuam empezará su mandato de seis años el próximo 1 de octubre y tiene por delante cuatro meses para definir su programa de gobierno, por eso es necesario que la próxima presidenta de México escuche las voces de las defensoras para incorporar los temas a su agenda.

En ese tenor, la iniciativa Mujeres Vivas y Libres compartió una publicación en Instagram en la que dejó en claro que, aunque consideran que el resultado beneficia la lucha feminista, la política de la virtual presidenta de México no abarca temas relacionados con la violencia contra las mujeres y cuando ocupó el cargo de jefa de Gobierno de la Ciudad de México recibió acusaciones de reprimir marchas feminista.

En la misma red social, la colectiva Las Siempre Vivas fueron contundentes en su pronunciamiento: “no llegamos todas, llegaron las de siempre. Una mujer que se beneficia de un sistema desigual y opresor no es nuestra compañera”.

Por eso, advirtieron que «seguirán tejiendo sus redes y apostando por la construcción de un piso político en contra del sistema capitalista y patriarcal de muerte, para que sus redes sostengan lo que el Estado no puede».

Es en este contexto, es cuando son relevantes los cuestionamientos que hizo la escritora mexicana Cristina Rivera Garza, ganadora del Premio Pulitzer por el libros El invencible verano de Liliana, un relato sobre su hermana víctima de feminicidio, en una entrevista al New York Times, la autora se cuestionó, si la próxima presidenta de México tendrá la voluntad y capacidad de honrar esa historia y reconocer que la igualdad de las mujeres y la justicia de género no son cuestiones marginales, sino cruciales para el futuro de nuestro país.

A dos días de que se diera el contundente triunfo de Claudia Sheinbaum y se convirtiera en la primera mujer presidenta de México, se rompió con 200 años de gobiernos mandatados por hombres, pero a pesar de romperse este techo de cristal, el Observatorio Ciudadano con el Nacional del Feminicidio (OCNF) alertó que la mujer que lograra ganar la elección presidencial se enfrentaba a los desafíos en materia de violencia contra las mujeres.

Esto fue sustentado por el OCNF con cifras, al mencionar datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), de 2008 a 2022, donde precisa que la tasa de homicidios y de registros de víctimas mujeres se incrementó en 33%, en el contexto de la implementación de las políticas de militarización de la seguridad pública.

En lo relacionado con la violencia feminicida detallaron que no disminuyó, pues tan solo en los últimos cinco años del gobierno de López Obrador, según información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se han cometido 18 mil 469 asesinatos de mujeres en todo el país, sin olvidar que el presidente se proclamó como «el más feminista de la historia».

Al dar una panorama de la situación actual del feminicidio, la red conformada por organizaciones de la sociedad civil, defensoras de derechos humanos y colectivas, precisaron que de enero a diciembre de 2023, fueron asesinadas 3 mil 408 mujeres, de los que solo 827 casos se investigan como feminicidios.

Para la próxima presidencia, la red de organizaciones civiles defensoras de los derechos de las mujeres, le recordaron, que antes que asuma su puesto, tendrá que enfrentar desafíos: contar con registros claros y precisos sobre la magnitud de las violencias graves contra mujeres y desagregar por sexo todos los delitos que reporte el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Es evidente que estas problemáticas se tienen que tratar con carácter urgente, por lo tanto el OCNF hizo pública su postura, en espera que la próxima presidenta de México pueda mostrar mayor sensibilidad y empatía ante el grave problema y le ofreció algunas recomendaciones:

Evaluación de Mecanismos: Evaluar el impacto de la Alerta de Violencia de Género para las Mujeres (AVGM) para identificar obstáculos y recuperar buenas prácticas.

Igualdad Procesal: Garantizar la igualdad procesal en materia penal, asegurando que las mujeres víctimas tengan acceso a asesoría jurídica gratuita y adecuada.

Efectividad de Órdenes de Protección: Asegurar que las órdenes de protección sean efectivas para las mujeres en situación de violencia. Investigación de Muertes Violentas: Investigar las muertes violentas de mujeres como feminicidios y no disfrazarlas de suicidios.

Actualización de Protocolos: Actualizar los protocolos de investigación y seguir las recomendaciones de organismos autónomos e internacionales.

Documentación y Registro: Insistir en la documentación de las variables que caracterizan al feminicidio y mejorar los registros para el análisis de la debida diligencia y aplicación de perspectiva de género en las investigaciones.

Cambio en las estrategias de Seguridad: Cambiar las estrategias para atender los contextos en los que predomina el crimen organizado, sin fortalecer la política militar.

Diálogo con la Sociedad Civil: Promover un diálogo constante con la sociedad civil experta en materia de derechos humanos, como componente importante para la gobernanza en un sistema democrático”.

Interlocución con Organizaciones Civiles: Fomentar mayor interlocución de las organizaciones civiles con el Poder Ejecutivo, propiciando espacios de diálogo para atender las problemáticas graves en materia de derechos humanos.

Flexibilidad en Políticas de Regulación: Flexibilizar las políticas en materia de regulación para el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil organizada.

Sanción a funcionarios: Contar con un marco legal eficiente para sancionar a funcionarios, funcionarias y operadores de justicia que incurran en incumplimiento e impunidad en los casos de muertes violentas contra las mujeres y las niñas.

También, mencionaron la necesidad de poner atención en estrategias efectivas, pues faltan por parte de autoridades federales para coadyuvar con las fiscalías estatales en la debida diligencia y perspectiva de género en las investigaciones de los delitos de mujeres.

Asegurar que las fiscalías estatales cuenten con fiscalías de feminicidio, con estructura adecuada y especializada para atender esta problemática.

Además, de una atención de niñas y niños en situación de orfandad, para lo cual supone la creación de un registro de huérfanas y huérfanos por feminicidio. Así como garantizar que las comisiones ejecutivas de Atención a Víctimas cuenten con planes integrales de reparación con un enfoque diferenciado e interseccional.

Situación de desaparición de mujeres

Durante el sexenio de Andrés Manuel López Obrador las desapariciones de mujeres han ido en incremento año con año, registrando un total de 10 mil 828 casos desde que el presidente tomó el poder.

Actualmente en México, desde 1962 a la actualidad se encuentran desaparecidas 111 mil 91 personas, de las cuales 26 mil 333 son mujeres, siendo las principales víctimas aquellas de 15 a 24 años, de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO).

El último sexenio ha traído consigo un incremento de desapariciones de mujeres año con año, así lo revela el Registro. Durante 2019 se registraron mil 742 casos, en 2020 desaparecieron mil 984 mujeres, para el año 2021 la cifra incrementó a dos mil 338, en 2022 los casos subieron a dos mil 406, mientras que en lo que va de 2023 se ha registrado la desaparición de dos mil 208 mujeres.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, precisó que hay actualmente 116 mil 302 personas desaparecidas en total, de las cuales 27 mil 323 son mujeres. https://cimacnoticias.com.mx/2024/03/05/mujeres-buscadoras-van-ante-el-sistema-interamericano-exponen-crisis-de-desapariciones/#gsc.tab=0

Sin embargo, mencionó que existe un subregistro que impide conocer con certeza cuántas mujeres son encontradas con vida, cuántas sin vida, y las razones de su desaparición. La mayoría de las víctimas son menores de edad, por esta razón la OCNF sugirió las siguientes recomendaciones para dicho tema:

Implementar protocolos especializados, como el protocolo Alba, para la búsqueda e investigación de mujeres desaparecidas y uno adicional de desaparición de niñas, niños y adolescentes.

Necesarias acciones preventivas para evitar el incremento de las desapariciones de mujeres y niñas.

Desarrollar diagnósticos regionales sobre patrones y modus operandi de las desapariciones de niñas y mujeres.

Fotografía: Twitter @CeciPatriciaF

“Ser madre buscadora es haber perdido un pedazo de mi corazón y tener que salir a buscarlo”: Cecilia Flores Armenta

Brecha salarial de género

En México, el 50 por ciento de las mujeres que forman parte del mundo laboral ganan lo equivalente a un salario mínimo. Por el contrario, el porcentaje de hombres con las mismas ganancias es del 38 por ciento según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). Esto habla de una brecha salarial de género que es urgente cerrar.

El estudio Perspectivas del Mundo del Trabajo para las mujeres en 2024 de ManpowerGroup destacaron que la estructura y horario de los trabajos a menudo son negativos para las mujeres, más para las que son cuidadoras o madres, por lo que 60 por ciento considera dejar esos roles por mayor flexibilidad en su jornada laboral.

Las mexicanas van avanzando, pero aún se requieren cambios estructurales para que las mujeres tengan una participación paritaria real y efectiva, es decir, no solo implica que las mujeres sean el 50% de quienes toman las decisiones, sino que lo hagan sin ningún tipo de discriminación, ni violencia. 

Además, es fundamental adoptar medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar, porque la responsabilidad del trabajo doméstico y de cuidados no remunerados recae como una pesada losa sobre los hombros de las mujeres y es un factor que no les permite su desarrollo político en condiciones de igualdad con los hombres.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el cuarto trimestre de 2023, 38 millones 459 mil 122 de mujeres de 15 años y más son madres en este país y ellas destinan 40 horas a la semana a las labores domésticas no remuneradas, mientras los hombres solo 16 horas.

La empresa especialista en capital humano, ManpowerGroup, detectó que la carga de responsabilidades de cuidado, sumada con la presión de brecha salarial de género, limita la capacidad de las madres trabajadoras para dedicarse más tiempo a su capacitación y avanzar en sus profesiones o actividades laborales.

Por duración de la jornada laboral, 43.8 por ciento trabajó entre 35 y 48 horas, 23.7 por ciento lo hizo de 15 a 34 horas, seguido por las que laboraron más de 48 horas eran 17.8 por ciento y menos de 15 horas fueron 11.7 por ciento.

En cuanto al ingreso de las jefas de hogar quienes eran madres, trabajadoras y remuneradas, 46.7 por ciento ganó hasta un salario mínimo y 31.3 por ciento recibió más de un salario y hasta dos salarios mínimos. Solo 6.9 por ciento percibió más de dos y hasta tres salarios mínimos y 3.8 por ciento, más de tres.

La brecha salarial de género también ha alcanzado a las mujeres periodistas, quienes a pesar de que cada vez ocupan más espacios en los medios de comunicación, lo cierto es que hoy tienen una percepción salarial 4 veces menor que los periodistas hombres, en los diferentes puestos que ocupan, esto fue revelado por un estudio de la organización Worlds of Journalism Study (WJS).

Un grupo de investigadores presentó los resultados de la organización Worlds of Journalism Ciudad de México, una consulta, a través de encuestas, hecha a periodistas de la capital del país. Al respecto, Grisel Salazar, del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la IBERO, detalló que es un proyecto donde participaron investigadoras de la Universidad Iberoamericana y de otras instituciones de nivel superior del país.

Detalló que la idea era conocer quiénes son los periodistas de México, cuánto están ganando, sus valores, actitudes, así como los entornos de riesgo a los que se enfrentan, a quién acuden en dificultades y qué elementos obstaculizan su función.

Explicó que a partir de estos datos se obtuvo un diagnóstico, donde la Ciudad de México es particular, pues es donde reside la prensa nacional, con los medios de mayor circulación, eso pone a la capital del país en un foco más visible, se tiene un entorno más equitativo en el reparto de las personas que atienden esa labor, 50 por ciento son mujeres y 50 por ciento hombres.

Grisel Salazar mencionó que en cuestión salarial se tiene varias diferencias, por lo que hay un reto importante de que las mujeres puedan ser impulsadas para ocupar posiciones más directivas en los medios de comunicación y, con ello, cerrar la brecha salarial.

Además, comentó que otro de los problemas a los que se deben enfrentar las mujeres es a la violencia en país, y la Ciudad de México no está exenta, en la encuesta se mapearon 18 tipos de violencia, no solo agresiones físicas, como ataques y asesinatos; se tiene la noción de que la capital del país es como un oasis para ejercer el periodismo, lo cual señaló «es falso», porque se tiene mayor prevalencia de agresiones verbales, por ejemplo insultos o descalificaciones al trabajo periodístico.

¿Qué es la brecha salarial?

La brecha salarial de género es el porcentaje resultante de dividir dos cantidades: la diferencia entre el salario de los hombres y las mujeres, dividida entre el salario de los hombres. La fórmula es la siguiente:

Este porcentaje es la respuesta a la siguiente pregunta ¿Cuánto más cobran de salario los hombres que las mujeres? Si la cifra es negativa, significa que las mujeres cobrarían más.

Pero además de la fórmula, es importante saber qué cifras estamos empleando para hacer los cálculos. Aquí hay dos preguntas:

¿De qué cantidades estamos hablando exactamente? 

  • El salario. En el caso de la brecha salarial, nos referimos a la cantidad que una persona recibe de su empleadora o empleador por realizar su trabajo. El salario incluye, además del salario base, los complementos salariales asociados a la persona (antigüedad, ayudas familiares), al puesto (penosidad, responsabilidad), al desempeño (pluses, gratificaciones) o a la realización de trabajo adicional (horas extraordinarias), sumando tanto los importes en efectivo como las retribuciones en especie.
  • Cantidades brutas. Las cantidades que forman parte del salario deben incluir los impuestos y las aportaciones de la persona trabajadora al sistema de seguro social y pensiones.
  • Cantidades comparables. Además, puesto que vamos a comparar cantidades, tenemos que asegurar que se traten de un mismo concepto. Por ello, el dato empleado es el del salario a tiempo completo, o, alternativamente, el salario por hora trabajada. Es decir: si una persona labora a media jornada, será necesario multiplicar por dos su salario para conocer su remuneración a tiempo completo, o bien dividir el salario entre el número de horas efectivamente trabajadas. Debe prestarse especial atención a los conceptos salariales que se incluyen en los cálculos.
  • Cantidades agrupadas. Salvo que comparemos el salario de una sola mujer con el de un solo hombre, siempre estos cálculos se realizan para grupos de mujeres y hombres.

Escribe una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Tijuana
cielo claro
21.5 ° C
23.4 °
19 °
80 %
0.9kmh
0 %
Vie
29 °
Sáb
30 °
Dom
28 °
Lun
27 °
Mar
29 °

More like this
Related

Estudiantes de Universidad CIES hablan sobre el futuro de la Robótica

En una reciente entrevista transmitida por el programa del...

La población mundial llegará a los 10.300 millones

La población mundial asciende actualmente a 8200 millones de...

Celebran el 135 aniversario de Tijuana

Familias tijuanenses se congregaron en el Parque Teniente Guerrero...

Se suman festejos de la Guelaguetza a la Expo Turismo Tijuana y la Mega Región

El Comité de Turismo y Convenciones de Tijuana (Cotuco)...
Facebook17k
Facebook
X (Twitter)4k
Instagram
WhatsApp